miércoles, 6 de mayo de 2009

Hoy no me queda más remedio que ponerme muy seria, la situación lo requiere.

Desde aquí le deseo toda la suerte del mundo a mi compañero de partido, Pachi López. Su decisión no acaba de convencerme... no porque no se lo merezca, que se lo merece, esto lo tengo claro, pero me asusta pensar en los apoyos que se ha buscado. Y me asusta pensar en ellos porque no me puedo olvidar de la oposición tan despiadada que han hecho en éstos seis años: con mentiras, con insultos, con bajezas... y por otro lado me asusta, todavía más, pensar en esos asesinos que andan por ahí sueltos. Me refiero a ETA y a sus amenazas. Este nuevo Gobierno de Euskadi está amenazado incluso antes de formarse. Deseo que la decisión de Pachi López, valiente como él solo, no se convierta en la crónica de una muerte anunciada. No me gustaría...

Pachi... mucha suerte... te lo deseo de corazón. Ten mucho cuidado con esos "amigos" y sobre todo... ¡ten mucho cuidado con esos enemigos!. Buscarán cualquier oportunidad para hacerte daño, tanto unos como otros, pero el daño que te puedan hacer esos enemigos será irreversible y no me gustaría nada.

Un besiño... mucha suerte... y, una vez tomada esa decisión, ojalá que todo te salga bien.

Un besiño para todos.

CHELIS

2 comentarios:

Albino dijo...

Cada dia consigues que Pontedeume luzca más con esas extraordinarias fotografias.
Enhorabuena

ada dijo...

Paso a dejarte mis abrazos.
Siempre leo.
besos