martes, 15 de septiembre de 2009

Mi primera visita a Las Islas Cíes


Playa de Rodas



flora de las Cíes.



Acantilados.



Calita preciosa.



La misma calita.



Otra cala más.



Y otra.



Ese color del agua...



Muro de unión entre dos islas.



El mismo muro desde el otro lado.



Playa de Rodas y embarcadero al final.



Otras aguas verdes...



Playa de Rodas.


¿Hay alguien de los que me leen que haya estado alguna vez visitando Las Islas Cíes?. Si la respuesta es afirmativa le rogaría que por favor conteste diciendo si es verdad o es mentira lo que voy a contar. Por favor...


Hace muchos años que quería visitar Las Islas Cíes pero, por pitos o por flautas, no encontraba nunca el momento adecuado.

Aproveché que venían a visitarme unos amigos de Madrid y organicé la excursión a Las Islas Cíes. En el caso de que no les gustase la idea no pasaba nada... se anulaba sin ningún problema y nos íbamos a otro lado. Pero les gustó y allí nos fuimos este domingo día 13. Salimos de Pontedeume a las 8,15 de la mañana y llegamos a Vigo sobre las diez. Teníamos reservados los billetes para el barco de las 11,15. Nos habían dado la opción de irnos en el catamaran de ciento y pico personas o en el barco privado, un yatecito, de quince personas. Como el precio era el mismo, 16€, escogí el yatecito. Desayunamos en el puerto de Vigo y a las 11,15 embarcamos. Había mucha niebla pero yo estaba convencida de que despejaría y tendríamos un buen día soleado. Y así fue, lo malo es que durante la travesía que duraba 20 minutos pasamos frío y además nos fuimos para proa donde se nota mucho más el viento. Nos abrigamos y ya... sin ningún problema. Y llegamos a las Cíes. El embarcadero está al principio de la playa de Rodas, considerada por el periódico inglés The Guardian como la mejor playa del mundo. Es preciosa... no sé si la mejor del mundo, pero es preciosa. A mi por ejemplo me gustan más las calitas: rocas a un lado, rocas al otro y la arena en el medio. Estas calitas me parecen preciosas pero tengo que reconocer que ese arenal enorme que es la playa de Rodas es también una preciosidad. Me asombró el color del agua y me recordó a mi isla de Menorca, con esas aguas cristalinas... verdes... turquesas... una pasada total. Diferencia: la temperatura del agua. Mira que lo intenté pero no conseguí bañarme. La única que se bañó de las siete personas que íbamos fue mi hija, y le costó...

Desembarcamos y nos fuimos a recorrer las Islas. Son tres: dos están unidas por una especie de muro construido hace ya como cien años por los habitantes de las islas y la otra es inaccesible, sólo los que disponen de embarcación propia se pueden acercar hasta allí. De hecho, desde enfrente, veíamos un montón de yates fondeados en una de las playas. La guia estuvo con nosotros durante dos horas explicándonos toda la flora y fauna de las islas, toda la clase de aves, de reptiles, de árboles, de matorrales, etc. etc. Cuando nos dejó nos fuimos a comer (llevábamos la comida) y a la playita. Una cala de color verde, como a mi me gusta. Preciosa, para mi gusto más que la playa de Rodas. Es una de las fotos que os pondré aquí.

Seguimos recorriendo las islas, parándonos en todas las calitas y admirando todos los rincones. No nos dio tiempo a recorrer la parte Oeste pero me quedó claro que tengo que hacer por lo menos otros dos viajes. Quiero verla toda. La próxima vez me llevaré una tienda de campaña (en las islas no hay hoteles) y con tranquilidad me dedicaré a recorrer todo.

Son un verdadero paraíso. El único inconveniente es el agua tan tremendamente fría. Se fue la niebla enseguida y quedó un día fabuloso, nos achicharramos de calor pero no fuimos capaces de bañarnos y os prometo que era una verdadera tentación nadar en esas aguas, pero me fue imposible. La única que se bañó fue mi hija y me dijo que estaba tremendamente fría el agua.

A las 6,45 cogimos el catamarán de vuelta a Vigo. Pasamos calor también en el barco y nos fuimos despidiéndo de las Islas Cíes con mucha pena. Yo me hubiese quedado allí otros dos días, sin ningún problema.

Os coloco unas fotos, pincháis dos veces sobre cada una y las veréis más grandes y espero que os gusten.

Un besiño enorme y si tenéis oportunidad de ir... aprovecharla. Vale la pena, no se ven paisajes así todos los días, por desgracia.

CHELIS

3 comentarios:

Elba dijo...

Hermoso el mar , las islas , el cielo , y hermoso que los hayas disfrutado mucho...Si vinieras a nuestras playas , el Atlántico es de aguas muy frias , pero ya estamos acostumbrados y nos metemos en el agua sin problemas......Y , muy buenas tus fotos Chelis...Besiños y besotes Elba

.::Selena Gomez::. dijo...

Buenas.

Hola soy Selena del log Hola soy yo.

Pese a mi corta edad y a mi breve vocabulario estoy segura de que soy mas sabia que algunos que mis compañeros de instituto.

Estoy muy agradecida por tu comentario que dejaste en mi blog ya inactivo...Pero,gracias.

Esto es lo unico que puedo hacer...Agradecertelo asi,mas no puedo.Me gusta mucho tu blog.Gracias.

Lolita dijo...

Me he llevado una sorpresa al encontrar tu comentario, imaginaba q estabas en las Cíes, no sabía q no hay hotelería en el lugar. Qué lugar hermoso, sacaste unas fotos maravillosas, cuánta belleza. Me encanta tu idea de acampar en la isla para disfrutarla más. Respecto a la temperatura del agua,no están en el Atlántico? Si no me equivoco, ésa es la razón, es agua muy fría, pocas veces se puede disfrutar un baño, salvo en el pleno verano. Cómo me gustaría haber estado con vos!!! Tengo q dejarte me llaman para salir a dar una vuelta, gracias x tu mensaje, como siempre nos preocupan las mismas cosas. TE QUIERO!!!!